Noticias, NEWS

Volver
Con los implantes sin cirugía, el paciente ya sabe que no va a sufrir

Con los implantes sin cirugía, el paciente ya sabe que no va a sufrir

01 / feb / 2017

ORATIO COMUNICACIÓN -Díganos en qué consiste el método "Nobel Guide".
-Es un sistema de la marca pionera en implantes, que es Nobel Biocare. Ellos los inventaron y siempre van por delante del resto. En cualquier producto de "Nobel Biocare", te dicen que ellos son los herederos del fundador de la implantología, un biólogo sueco.
-¿Y qué ventajas aporta?
-La casa Nobel Biocare ha creado los implantes sobre los que tu puedes poner el diente en el mismo día, sin tener que esperar como en los otros métodos. No contentos con eso, han ideado un sistema con el que se puede poner el implante y el diente en el mismo día sin cirugía.
-Y ustedes ofrecen también esta posibilidad que excluye la cirugía, ¿verdad?
-Eso es. Nosotros fuimos de los primeros en España en introducir este método, junto con varias clínicas de Barcelona y de Madrid. Comenzamos hace dos años y hasta la fecha no paramos de trabajar de esta forma.
-¿Qué diferencia existe con los implantes tradicionales?
-Implantes, hoy día, los hace cualquier clínica. Si no se aplica cirugía, el paciente ya sabe que no va a sufrir. Por poner un ejemplo, he visto esta mañana a una paciente a la que hemos hecho implantes con cirugía y tenía la cara morada. En cambio, otro hombre se ha puesto en el día la boca nueva arriba y abajo y se ha ido para casa tranquilamente.
-¿Y por qué ofrecen también la posibilidad de la cirugía?
-Ocurre que el precio de este nuevo método es ligeramente superior, pero la verdadera razón es que no siempre se puede hacer, porque si algún paciente viene con sus dientes mal y hay que abrir para quitárselos, ya se le ponen los implantes.
-Explíquenos con sencillez en qué consiste este moderno sistema.
-Se llama "Nobel guide" o lo que es lo mismo, cirugía guiada. El paciente viene sin dientes y nosotros le confeccionamos una prótesis. Con esa dentadura postiza se hace un escáner. Ese TAC se mete en un programa informático, que va a reconstruir el maxilar en tres dimensiones. Sobre él, se planifican los implantes. El problema que había antes es que el cirujano ponía los implantes sin tener una previsión de los dientes que iban a ir encima y ahí es donde venían los problemas. Es como hacer un taco en la pared sin saber donde queremos colgar el cuadro. Cuando el dentista ponía los dientes, estéticamente podía no quedar bien.
-¿Y qué aporta esa planificación de la que habla?
-Que permite saber cómo van a quedar los dientes. Si colocamos dos en la parte de adelante, que siempre es la más comprometida estéticamente, con esta previsión podemos poner los implantes de manera que no queden por delante de los dientes y se vean. Además, el cliente ya sabe cómo le va a quedar la dentadura porque lo ve en la simulación.
-¿Cómo sigue el proceso?
-Una vez que el paciente está de acuerdo, el programa genera una orden que, vía correo electrónico, llega a una fábrica en Suecia donde harán una plantilla. Sobre esta plantilla, se perfora la encía y el hueso a la vez y se pone el implante. Todo eso sin hacer cirugía y con un margen de error mínimo.
-¿Ustedes ofrecen esta metodología en exclusiva en Zamora?
-En España empezamos veinte odontólogos. En Castilla y León hay alguno más, pero en Zamora somos los únicos.
-¿Qué porcentaje de la gente que se hace implantes opta por practicarlos sin cirugía?
-Más de un ochenta por ciento, aunque nosotros ofrecemos todas las posibilidades.

Volver